2 de agosto de 2012

“Se pasan, muchachos.”

Luego de la iniciativa de pesificar las garantías con las que se opera en los mercados a futuro, salieron los representantes de la mesa de enlace otra vez a mentir, planteando que esta medida, produciría un “impacto negativo dentro del sector, con efectos aún más gravosos que el intento de la aplicación de la Resolución 125”… “Implicaría la desaparición de los mercados a futuro” según dicta un comunicado de CRA. La verdad, se pasan muchachos.

La propuesta en estudio del Banco Central es la pesificación de las garantías que respaldan los negocios que se realizan en los mercados a futuro. Y nada más. Pesificar las garantías implica que en vez de garantizar las operaciones comerciales con dólares, bonos o pesos se realice esta garantía sólo con pesos o con bonos. Y punto. De ninguna manera esta medida implica destruir los mercados a término, como pregona la mesa de enlace, sino utilizar la moneda nacional para garantizar estas operaciones comerciales que si bien se realizan en dólares siguiendo la evolución de los mercados, siempre terminan convirtiéndose en nuestro país en pesos, al valor en dólares que se realice la operación.

Las críticas a esta medida específica radican en que sería “complicado” actualizar la garantía, algo que puede resolverse sencillamente previniendo posibles fluctuaciones de precios, en definitiva, una solución técnica, a cargo de una especialista como Mercedes Marcó del Pont. Pero esto no es lo que se critica desde la mesa de enlace. Lo que se quiere es, como siempre, desinformar a la población, y en particular a los propios chacareros. Con esta medida no se modifica en nada la evolución de la cotización de los granos de los mercados a término, que sigue siendo en dólares, y no cambia para nada la posibilidad de realizar, como hasta ahora, las operaciones en dólares.

Pero, como siempre, están los profetas del odio, de la desinformación, del conflicto. Dijo Julio Currás, vicepresidente de FAA, que “cada cosa que tocan va en contra de los productores”. Nosotros, desde el partido MILES, nos preguntamos, si el desendeudamiento de los productores con los bancos fue en su contra, si el mejoramiento de los márgenes brutos por hectárea de todos los cultivos va en su contra, si la incorporación de tecnología gracias a los aportes del INTA va en su contra, si los aportes realizados en concepto de subsidios, economías regionales, apoyo a los agricultores familiares y aporte en concepto de emergencias agropecuarias, por mencionar sólo algunos de los aportes del conjunto de la sociedad al sector, va en su contra. Se pasan, muchachos.

Cuando hablamos de las Malvinas, todos nos emocionamos y sabemos que hay que defenderlas. Nos acordamos de los pibes que cayeron, del Crucero General Belgrano. Sabemos que defender las Malvinas es defender la soberanía nacional, es defender la Patria. Cuando hablamos de pesificar la economía, estamos defendiendo nuestra moneda, que es nuestra soberanía, que es nuestra Patria. Defender nuestra moneda es hacer honor a nuestros próceres y a nuestros caídos. Cuando nosotros desde el gobierno nacional “tocamos” algo, es en beneficio de todos y cada uno de los argentinos, a los que defendemos porque en cada uno de nosotros radica la Patria. Ustedes, muchachos, qué Patria defienden?

Luis Angel D’Elía
Titular de la Federación Tierra y Vivienda (FTV) y Presidente del Partido MILES

Juan Pablo Iurman
Secretaría de Desarrollo Rural, Partido MILES


No hay comentarios:

Publicar un comentario