29 de julio de 2014

Buitres: Dos claras posiciones antagónicas

Los actos de piratería ejercidos por los buitres, con protección de la temible justicia neoyorquina, tuvo la virtud de hacernos conocer el lugar, el punto de vista, el interés de clase y de sector de muchos de nuestros dirigentes políticos, sociales y empresariales.

En líneas generales se han delimitado dos posiciones:

Una; de apoyo al accionar del Gobierno Nacional.

Otra; cuya más clara expresión representa Macri, que afirma que la conducta argentina debe ser: acudir al despacho de Griesa para comunicarle que “nos rendimos y que decida él qué debemos hacer nosotros, la Nación Argentina”.

Esas posiciones tan diferentes nos recuerdan, casi constantemente, que la forma de relacionarnos con lo extranjero agudiza nuestras contradicciones y algunas veces se transforman en trágicos antagonismos. Pasan las generaciones y vuelve a hacerse presente esa característica de “lo argentino”.Esa dificultad en constituir todos juntos el interés nacional más allá de las diferencias de clase o de sector social.

Fue San Martín uno de los primeros en definir como un antagonismo insuperable las posiciones entre unitarios  y federales.

Pareciera que no podemos encontrar, los argentinos, una visión común del interés nacional, es decir del interés del conjunto de clases y sectores que constituyen la Nación frente al resto de la comunidad internacional.

Cierto es que mucho influye en nuestra percepción, la de los ciudadanos de a pie, la opinión interesada de los medios hegemónicos de comunicación.

Como sencillo precandidato a Legislador de la Ciudad de Buenos Aires me pregunto si podremos comunicar a nuestros conciudadanos que mantener una actitud firme, civilizada y legal frente a los fallos injustos de una justicia lejana y amenazante no traerá como consecuencia una invasión tipo Gaza o la suspensión del servicio de Internet. Que por el contrario, la firmeza en sostener lo justo de la posición argentina ha generado simpatía y apoyo en casi todos los países del mundo y principalmente en los fabricantes de celulares, tablets y demás tecnología, es decir: los chinos… que a su vez son los principales compradores de soja; y a otros principales proveedores de turbinas para generar energía eléctrica, esto es: los rusos… que a través de los convenios firmados por el Gobierno traerán nuevas máquinas para generar electricidad que pagaremos con un crédito a 20 años una vez que estén funcionando y que también son clientes de productos argentinos.

Amigos, conciudadanos pido que me ayuden Ustedes a transmitir a nuestros vecinos, a los votantes de esta querida Ciudad cautivos del cerco de tergiversación y desinformación, la verdad sobre los intereses que representamos cada uno de nosotros.

José Maria Di Bello
Precandidato a Legislador por CABA; MILES - FORJA 

No hay comentarios:

Publicar un comentario