26 de noviembre de 2016

Conmovidos y atravesados por una profunda tristeza, hoy queremos despedir al Comandante Fidel Castro: ¡Se ha ido un revolucionario!


Vaya nuestra admiración y nuestro respeto absoluto a quien ha parido la Revolución Cubana, al arquitecto de grandes batallas, al Comandante que opuso resistencia a todos los golpes del imperialismo.

Fidel hizo de Cuba un sinónimo de Revolución. Al bloqueo criminal de EEUU se lo enfrentó con una batalla política e ideológica: la erradicación del analfabetismo, del hambre, del trabajo infantil; la promoción de la educación y la salud. Se lo enfrentó con la moral y la ética revolucionaria que nada mercantiliza, que solo se guía por el amor a su pueblo.

Fidel ha sido la expresión más acabada de la solidaridad revolucionaria. En los tiempos más oscuros que atravesó nuestro país, cuando los militantes revolucionarios enfrentaban la dictadura militar, sus muertes y desapariciones, Cuba albergó a nuestros compañeros y compañeras, y cuidó de sus hijos.

Fidel ha sido un necio, un imprescindible. Su consecuencia política, su solidez teórica e ideológica ha parido generaciones enteras.

Fidel será siempre la Patria Grande; el sueño de José Martí y Simón Bolívar. La unidad de nuestra América.

Fidel, te quisieron matar tantas veces pero solo el tiempo te pudo vencer.
¡Hasta siempre!


Gabriel Mariotto, Luis D'Elía, Amado Boudou, Alicia Sánchez, Fernando Esteche, Florencia Prego, Fernando Vaca Narvaja, Marcelo Parrilli, Adolfo Barja, Martín García, Osvaldo Papaleo y Julio César Urien; por MILES Tierra, Techo y Trabajo.





No hay comentarios:

Publicar un comentario